Los techos solares de Tesla comienzan a funcionar.

A principios de mes se pusieron en funcionamiento las primeras instalaciones de techo solar de SolarCity, empresa subsidiaria de Tesla, ambas dirigidas por Elon Musk.

Tras un breve retraso debido a los problemas de interconexión con la red local, algunos usuarios han visto como sus tejados comenzaban a generar energía poco mas de un año después de la presentación de esta nueva tecnología.

Esto es posible gracias a los nuevos paneles solares que está produciendo Tesla, fabricados a partir de vidrio templado, con forma de diferentes tejas tradicionales y con las células foto-receptoras en su interior, lo que hace posible obtener energía solar en nuestros tejados sin perder la apariencia de un tejado convencional y sin la aparatosidad de instalar un sistema de las típicas placas solares que llevan años en el mercado.

Distintos tipos de tejas solares

El propietario de la casa donde se ha realizado la instalación comentó en Twitter que Tesla había optimizado la utilización de paneles en el tejado, colocando la mayoría de tejas solares en las zonas donde incide más directamente la luz solar, que es un 40% de la superficie total del tejado de la vivienda, e instalando unas tejas similares en aspecto, pero sin ser solares, en el resto.

También publicó unas fotos de como había quedado la instalación.

Esto ha permitido generar del orden de entre 5 y 6 kw en un tejado de alrededor de 150-200 m2 en una mañana nublada de San José, California.

La instalación ronda alrededor de los $50.000 mientras que los precios de su principal competidor se aproximan a los $100.000. Esto antes de aplicar los incentivos fiscales para promover este tipo de instalaciones de energía renovable.

Tesla calcula que el coste aproximado de sus tejados solares es de $235 por metro cuadrado, lo cual incluye la instalación, unas potentes baterías denominadas powerwalls así como la interconexión con la red eléctrica local, a la que se puede verter la electricidad sobrante una vez las baterías powerwalls están a su máxima capacidad y que permite recuperar parte del coste de la inversión al vender ese excedente.

En el tweet siguiente podemos ver el rendimiento del sistema.

“Soleado en San José. Hemos generado 44 kWh de energía solar, y usado 24.7 kWh en nuestra casa. Hemos enviado 29.4 kWh de energía de vuelta a la red eléctrica, y hemos cogido de la red 10.1 kWh en las horas en las que no había Sol. Los grandes picos están relacionados con la carga del coche eléctrico.”

El significado de los colores de la gráfica es el siguiente:

Amarillo: Energía generada por el techo solar.

Verde: Consumo de energía autogenerada.

Azul: Energía consumida de la red eléctrica.

Gris: Excedente de energía vertida a la red eléctrica.

Los dos picos azules, corresponden a la carga de vehículos eléctricos.

 

Parece que al Solar Roof de Tesla le espera un futuro prometedor aunque de momento los costes pueden ser prohibitivos para la mayoría de la población. Esperemos que esta tecnología sea aceptada en el mercado y su precio baje conforme se incremente la producción, permitiendo que cada vez más hogares generen su propia energía, lo que afectaría directamente a una reducción del uso de combustibles fósiles.

Si os perdisteis la presentación de este producto en su día, podéis verla a continuación:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.